Contratar un servicio de hosting es uno de los pasos claves a la hora de montar nuestro negocio online. Toma nota de estas recomendaciones para no equivocarte.

Es uno de los primeros pasos que debemos llevar a cabo para poner nuestra Web, eCommerce o Tienda Online operativa y accesible en Internet para todos los usuarios online.

Por ello, es fundamental saber qué es un hosting y qué consideraciones debemos tener en cuenta antes de contratar el servicio.

¿Qué es un hosting?

Parece una pregunta tonta, pero para nada lo es.

Si no tienes un perfil muy técnico, no tienes por qué saber qué es un hosting. Así que te lo explico de forma breve y simple.

Host traducido del inglés significa anfitrión, receptor, servidor, alojar, hospedar…así que será fácil acordarte del significado a nivel técnico.

Un hosting es un servicio de Alojamiento Web, digamos que para que tu Web esté operativa en Internet tiene que estar alojada en un servidor preparado para ello.

Un servidor es como un ordenador pero con prestaciones mucho más potentes que el ordenador de tu casa y que te permite poner tu Web accesible al “mundo mundial”.

Las empresas de hosting te ofrecen ese alojamiento en alguno de sus servidores y en función de las prestaciones que quieras contratar, el servicio de alojamiento será más o menos caro.

Ahora bien, ¿cómo saber qué servicio de hosting contratar? Toma de las siguientes recomendaciones.

¿Qué servicio de hosting es más adecuado?

Hoy en día hay miles de empresas que ofrecen este servicio, pero ¿cuál es mejor que otra? A la hora de hacer nuestra elección debemos tener en cuenta los siguientes factores.

Características básicas de un hosting

A la hora de contratar un hosting hay una serie de características básicas que deberemos tener en cuenta.

Evidentemente, el precio es algo que debemos valorar a la hora de contratar el servicio de hosting, por eso lo incluyo en primer lugar.

Sin embargo, las características técnicas que estamos contratando, en este caso el ancho de banda y la capacidad de almacenamiento serán los que condicionen el buen rendimiento de nuestra Web.

Adicionalmente, hay otra serie de factores que no son cuantificables pero sí muy importantes a la hora de contratar un servicio de hosting.

Soporte al Usuario

Es muy importante que exista un teléfono o email de contacto para poder solicitar ayuda en caso de mal funcionamiento o dudas de configuración y que respondan en tiempos adecuados.

Por otro lado el idioma también es fundamental, si contratas un servicio de hosting fuera de España, asegúrate que tu dominio del inglés es suficiente para entenderte con el servicio de Soporte al usuario.

Panel de Control

Asegúrate de que la empresa de servicio de hosting te ofrezca una interfaz clara y fácil de navegar para poder administrar tus bases de datos, cuentas de correo, dominios,… sin tener que morir en el intento o tener que llamarlos cada dos por tres.

Integración con otras aplicaciones

Hay compañías que desde su panel de control te ofrecen la posibilidad de instalar aplicaciones del mercado tan utilizadas como WordPress o Prestashop sin tener que recurrir a un proveedor Web, lo cual te puede ayudar a reducir costes.

Aunque siempre se requiere un mínimo de conocimientos tecnológicos para poder instalar y configurar estas aplicaciones por tu cuenta. Si no tienes mucha idea, contrata a un proveedor Web.

Ubicación de la empresa de Hosting

Por último, estamos en un mercado global donde no existen barreras geográficas ni horarias, por lo que parte de tu estrategia digital debe ser decidir en qué país contratas tu servicio de hosting.

Puede que tu público objetivo esté en otro país que no sea España o que quieras vender a nivel internacional y hayas decidido montar tu empresa en Inglaterra.

En este caso, revisa qué empresas de hosting puedes contratar a nivel internacional y asegúrate de que tu proveedor Web o tú mismo, no tenes problemas con el idioma de la empresa de hosting contratada.

Cuánto te puede constar contratar un servicio de hosting

Dependerá mucho de las prestaciones que necesites.

Un servicio de hosting básico para una Web corporativa o una sencilla tienda online o blog, donde hagas uso de un servidor compartido. puede variar entre 50 y 70€ anuales.

Si tu eCommerce tiene muchas prestaciones y quieres ofrecer a tus usuarios una velocidad y rendimiento adecuados, necesitarás un servidor virtual dedicado en Viaweb lo encontraras.